Ethics Unwrapped Blog

Valores

Los valores son creencias individuales que motivan a las personas a comportarse de una manera u otra. Sirven para guiar el comportamiento humano.

Generalmente, las personas están predispuestas a adoptar los valores con los que se criaron. También suelen creer que esos valores son los “correctos” porque son los valores de su respectiva cultura.

La toma de decisiones en temas éticos involucra evaluar y comparar los valores. Los conflictos pueden surgir cuando las personas tienen diferentes valores, lo que lleva a desacuerdos sobre las preferencias y prioridades.

Algunos valores tienen un valor intrínseco, como el amor, la verdad, y la libertad. Otros valores como la ambición, la responsabilidad, y el coraje, describen características o comportamientos que son instrumentales.

No obstante, otros valores son considerados imperativos sagrados y morales para los que creen en ellos. Los valores sagrados raramente son comprometidos porque son considerados obligaciones y no parte de una evaluación en la toma de decisiones. Por ejemplo, para algunas personas, la bandera de su país puede llegar a representar un valor sagrado. Pero para otros, la bandera puede ser solo un trozo de tela.

Entonces los valores pueden ser sagrados, pueden tener valor intrínseco, o ser instrumentales, los valores varían entre individuos y a través de las culturas y el tiempo. No obstante, los valores son reconocidos universalmente como una fuerza que guía nuestra toma de decisiones.

Continue Reading

Teoría del contrato social

La teoría del contrato social dicta que las personas viven juntas en la sociedad siguiendo un contrato que establece las reglas del comportamiento moral y político. Algunas personas creen que si vivimos respetando un contrato social, podemos vivir moralmente por voluntad propia y no porque así lo dicta un ser divino.

A lo largo de los años, los filósofos han tratado de describir el contrato social ideal y explicar cómo los contratos sociales han evolucionado. El filósofo Stuart Rachels sugiere que la moralidad es una serie de reglas que dicta el comportamiento que las personas racionales aceptan, bajo la condición que otros también la aceptarán.

Los contratos sociales pueden ser explícitos, como leyes, o implícitos, como alzar su mano en el aula para pedir permiso de hablar. La constitución de los Estados Unidos es una parte bastante explicita del contrato social de este país. Dicta lo que el gobierno puede (o no) hacer. Se supone que las personas que eligen vivir en los EE. UU. están de acuerdo con lo que estipula la constitución en cuanto a las obligaciones sociales y morales.

De hecho, independientemente de que si los contratos sociales son implícitos o explícitos, nos ofrecen un marco importante para crear la harmonía en la sociedad.

Continue Reading

Comportamiento prosocial

El comportamiento prosocial ocurre cuando el individuo actúa para beneficiar a otros y no a sí mismo. El altruismo, la cooperación, y el cuidado son algunos ejemplos del comportamiento prosocial.

El comportamiento prosocial es una parte central de la moralidad. Como menciona el psicólogo Daniel Batson, una gran parte de la moralidad interpersonal involucra “darle importancia a los intereses y deseos de los demás en situaciones en que nuestros intereses pueden estar en conflicto.”

Varios estudios revelan que quienes actúan de manera prosocial suelen ser más feliz, más saludable, y vivir más años. Los que no actúan de manera prosocial suelen sufrir costos psicológicos que vienen con sentimientos de culpabilidad.

El comportamiento prosocial es contagioso. Varios estudios muestras que los que ven a otros actuar de manera prosocial son más propensos a comportarse de la misma menara.

Las personas parecen tener una preferencia innata para el comportamiento prosocial. Por ejemplo, en un estudio, hasta los bebés preferían jugar con una muñeca que veían actuando de manera generosa a las que veían comportarse de manera egoísta.

El profesor de derecho Lynn Stout dice, “el comportamiento prosocial o no-egoísta es tan común en la sociedad estadounidense que se suele ignorar.” De hecho, considera cuan frecuente la gente ayuda a los demás al donar a organizaciones caritativas o al ser voluntarios. Por ejemplo, en 2014 las donaciones caritativas llegaron a su auge de más de $358 mil millones. El 45% de los voluntarios estadounidenses hacen que este país ocupe el tercer lugar en cuanto al tiempo y talento dedicado a la ayuda de los demás.

Entonces mientras que el comportamiento prosocial no es tan notable, podemos deducir que es una parte central de una sociedad justa y decente.

Continue Reading

Morales

La moralidad consiste de estándares de comportamiento que predominan y guían a las personas para que puedan vivir de manera cooperativa en grupos. La moralidad se refiere a lo que las sociedades ven como correcto y aceptable.

La mayoría de las personas suelen actuar de manera moral y seguir las reglas de sus respectivas sociedades. La moralidad en ocasiones requiere que las personas sacrifiquen sus propios intereses a corto plazo para el beneficio general de la sociedad. Las personas o entidades que son indiferentes a cuestiones de bien o mal se consideran amorales mientras que las que se comportan malvadamente se consideran inmorales.

Mientras que algunos principios morales parecen ser transcendentes en cuanto al tiempo y la historia, como la equidad, en términos generales la moralidad no es estática. La moralidad describe los valores que comparten un grupo o sociedad en un punto específico de la historia. Históricamente la moralidad ha evolucionado a la par de las tradiciones religiosas, pero hoy en día su significado sigue siendo importante en las sociedades seculares. Por ejemplo, empresas y agencias gubernamentales tienen códigos de ética que sus empleados deben respetar.

Algunos filósofos hacen una distinción entre la moralidad y la ética. Mucha gente usa la palabra moralidad y ética de manera intercambiable cuando están hablando de sus propias creencias, acciones, y principios. Por ejemplo, es común decir, “Mi moralidad me prohíbe hacer trampa.” También es común usar la palabra ‘ética’ en esta oración.

Entonces la moralidad consiste de principios que guían la conducta individual dentro de la sociedad. Y mientras que la moralidad puede cambiar con el tiempo, es el estándar que usamos para guiar nuestro comportamiento y juzgar entre el bien y el mal.

Continue Reading

Emociones Morales

Las emociones – es decir, los sentimientos y las intuiciones – juegan un papel importante en las decisiones éticas que toman las personas. La mayoría de las personas no se dan cuenta de lo mucho que influyen las emociones en su toma de decisiones, pero los expertos creen que es imposible tomar decisiones en cuestiones morales sin tomar en cuenta las emociones.

Las emociones negativas que se dirigen hacia uno, como la culpabilidad, vergüenza o deshonra, motivan a que la gente actúe de manera ética.

Las emociones negativas que se dirigen hacia el exterior buscan castigar o disciplinar. Por ejemplo, la gente dirige su enojo y asco a los que actúan de manera antiética. Esto sirve para disuadir a las personas a que actúen de la misma manera.

Emociones positivas como el agradecimiento o la admiración, que las personas pueden sentir cuando ven a otros actuar de manera ética o compasiva, puede producir comportamientos similares y hacer que la gente ayude a los demás.

Las emociones causadas por ver el sufrimiento, como la simpatía o empatía, pueden llevar a la gente a que se comporte de manera ética hacia otros. De hecho, la empatía es una emoción moral que más motiva a comportamientos prosociales como el altruismo, la cooperación, y la generosidad.

Entonces, aunque creemos que nuestras decisiones morales se influyen por nuestra filosofía o creencias religiosas, en realidad las emociones juegan un papel importante en nuestra toma de decisiones en temas morales.

Continue Reading

Ética

El término ‘ética’ describe la investigación y análisis de los principios y los dilemas morales. Tradicionalmente, filósofos y estudiosos religiosos se ocupaban de cuestiones éticas. Recientemente, académicos en varias disciplinas se ocupan de cuestiones éticas también, creando nuevas teorías de la ética como el comportamiento ético y la ética aplicada.

El término también se puede aplicar a las reglas o reglamentos que establecen cuáles acciones son buenas o malas para el individuo o el grupo. Por ejemplo, los códigos de conducta ofrecen estándares éticos para profesionales en áreas como la medicina, el derecho, el periodismo, o la contabilidad.

Algunos filósofos marcan una distinción importante entre la ética y la moralidad. No obstante, muchas personas usan los términos ética y moralidad de manera intercambiable cuando se trata de creencias personales, comportamientos, o principios. Por ejemplo, es común decir, “Mi ética personal me prohíbe hacer trampa.” De la misma manera, es común usar la palabra moralidad en esa oración.

Entonces, cuando usamos el termino de la ética para hablar de nuestras creencias personales o reglas de conducta, o el estudio de la filosofía moral, la ética nos ofrece un marco para entender y interpretar el bien y el mal en la sociedad.

Continue Reading