Ethics Unwrapped Blog

Velo de ignorancia

Todas las personas sufren de sesgo o prejuicios basado en sus propias circunstancias. Por lo tanto, ¿cómo pueden llegar las personas a aceptar un “contrato social” que les dicte cómo se deben comportar en el mundo?

El filósofo John Rawls sugiere que deberíamos imaginar que estamos parados detrás de un velo de ignorancia que no nos permite saber quiénes somos ni tampoco identificarnos con nuestras circunstancias personales. Al poner al lado nuestras propias circunstancias podemos pensar de manera más objetiva cómo debe operar.

Dos principios adicionales relacionados al velo de ignorancia de Rawls son: el principio de la libertad y el principio de la diferencia.

Según el principio de la libertad, el contrato social debe asegurar que todos gocen de la máxima libertad posible sin infringir en la libertad de otros.

Según el principio de la diferencia, el contrato social debe garantizar que todos tengan la misma oportunidad de prosperar. En otras palabras, si hay algunas diferencias sociales o económicas en el contrato social, deberían existir para beneficio de los más vulnerables. Y cualquier ventaja estipulada en el contrato social debería estar disponible a todos.

Entonces, según Rawls, analizar estos temas a través de un velo de ignorancia y aplicar estos principios nos puede ayudar a tomar decisiones de manera más equitativa. La equidad, cree Rawls entre otros, es la esencia de la justicia.

Continue Reading

Sesgo del autoservicio

El sesgo del autoservicio es la tendencia que tienen las personas de buscar información y usarla para avanzar sus propios intereses. En otras palabras, las personas inconscientemente toman decisiones que les benefician, pero que otras personas pueden ver como decisiones poco éticas.

Varios estudios muestran que fácilmente podemos ver como el sesgo del autoservicio afecta las decisiones de los demás, pero se nos dificulta pensar que afectan nuestras decisiones también.

Por ejemplo, los médicos suelen creer que los regalos que reciben de las empresas farmacéuticas no influyen sus decisiones. Pero otros estudios muestran que esos regalos tienen un impacto importante en el medicamento que prescriben los doctores. Un estudio encontró que el 64% de los doctores creen que los regalos de las empresas farmacéuticas influyeron las decisiones de otros médicos. No obstante, sólo el 16% de los doctores creen que influyen sus propias decisiones.

Entonces el sesgo del autoservicio nos ciega y no nos permite ver nuestros propios prejuicios. De hecho, puede causar que hasta la persona mejor intencionada no vea sus acciones poco éticas.

Continue Reading

Error de atribución fundamental

El error de atribución fundamental, también conocido como el sesgo de correspondencia o de sobre-atribución, es la tendencia que tenemos de sobre-atribuir las características personales e ignorar factores contextuales cuando juzgamos el comportamiento de los demás. Debido al error fundamental de atribución, solemos creer que los que actúan mal son malas personas. No estamos dispuestos a tomar en cuenta los factores contextuales o estructurales cuando juzgamos las acciones y situaciones de los demás.

Por ejemplo, si alguien comete una infracción al manejar nuestro primer instinto es pensar “¡Qué tipo tan grosero!” en vez de considerar la posibilidad de que el conductor tiene que llegar a tiempo al aeropuerto o recoger a alguien. Por lo contrario, cuando nosotros cometemos una infracción solemos pensar que dicha acción fue necesaria y por lo tanto justificable. Solemos enfocarnos en factores contextuales como no poder llegar tarde a una junta e ignoramos lo que nuestro comportamiento puede señalar de nuestro carácter.

Por ejemplo, en un estudio, al ver algo malo suceder a alguien más el participante solía culpar a la personalidad de la persona afectada el 65% del tiempo. Pero cuando algo malo le pasaba al participante, sólo se culpaba 44% del tiempo, y justificaba sus acciones refiriendo a la situación o las circunstancias en vez de su comportamiento o personalidad.

Entonces, el error fundamental de atribución explica por qué solemos juzgar a los demás de manera punitiva mientras que nos justificamos nuestras propias malas acciones.

Continue Reading

Conflicto de Interés

Un conflicto de interés puede surgir cuando lo que está en el mejor interés de una persona no lo está para otras personas u organizaciones a las cuales esa persona le debe la lealtad.

Por ejemplo, un trabajador se puede ayudar a sí mismo y de la misma manera afectar negativamente a su jefe al aceptar un soborno de utilizar materiales inferiores para la empresa.

Un conflicto de interés también puede surgir cuando una persona debe tomar ordenes de dos personas diferentes o grupos cuyas necesidades están en conflicto. En este caso, hacerle caso a un individuo o al grupo afectaría al otro individuo.

En el mundo empresarial y del derecho tener una “responsabilidad fiduciaria” a alguien o a una entidad se conoce como un “deber de lealtad.” Por ejemplo, un auditor le debe la lealtad a sus inversionistas que dependen de los reportes financieros que el auditor certifica. Pero los auditores son contratados y pagados por empresas que revisan esos reportes. El deber de lealtad que un auditor le debe a los inversionistas puede entrar en conflicto con la necesidad del auditor de mantener a su cliente, la empresa, satisfecha, a la vez de lograr el objetivo de asegurar que le está aconsejando al inversionista que haya hecho una inversión segura.

Entonces para nosotros que deseamos ser personas éticas, debemos conscientemente evitar situaciones en que podríamos beneficiarnos de ser desleal a otros.

Continue Reading