Altruismo

Altruismo significa actuar en el mejor interés de los demás y no en el interés de uno mismo. Algunas personas creen que el altruismo constituye la esencia de la moralidad.

Aunque en ocasiones actuamos de manera egoísta, también se puede decir que estamos constituidos para cooperar con los demás. Por ejemplo, varios estudios muestran que cuando las personas buscan parejas, suelen valorar la bondad más que cualquier otra característica.

Los principios morales también son influenciados por las emociones, como la empatía hacia los demás, y esto puede, por ejemplo, fomentar el altruismo. Otra emoción, llamada “elevación,” también aparenta influenciar el comportamiento altruista. Nos sentimos elevados cuando vemos a otras personas actuar virtuosamente, como cuando ayudan a las personas más necesitadas.

El altruismo también genera vínculos sociales. Por ejemplo, estudios muestran que las personas que son altruistas suelen ser más felices, más saludables y viven por más años.

Entonces aunque el altruismo nos conlleva a hacer lo que es mejor para los demás, también nos hace sentirnos mejor.