La responsabilidad social corporativa

La responsabilidad social corporativa o “RSC” se refiere a la necesidad que tienen las empresas de ser buenos ciudadanos corporativos. RSC suele incluir no solo el respecto de los mandatos legales básicos sobre la protección ambiental pero también la contribución al bien social.

Se acepta ampliamente como una obligación de las empresas modernas.

RSC va más allá de garantizarle mayores ganancias a los inversionistas. Se trata de proteger los intereses de todos los involucrados, incluyendo sus empleados, los clientes, las empresas que lo suministran, y las comunidades en las cuales operan sus empresas. Ejemplos de RSC incluyen adoptar prácticas laborales más humanas, proteger el medio ambiente, y apoyar causas filantrópicas.

Algunas personas creen que las empresas no le deben nada a la sociedad, y que su objetivo es generar el mayor número de ganancias dentro de lo que decreta la ley. Pero los que están a favor de RSC creen que las empresas deben tener objetivos más generales más allá de maximizar sus ganancias.