Sesgo de exceso de confianza

El sesgo de exceso de confianza es la tendencia que tienen las personas de tener demasiada confianza en sus propias capacidades, como por ejemplo, al manejar, enseñar, o deletrear, en vez de ser objetivo o razonable. Este prejuicio involucra cuestiones de carácter.

Generalmente las personas creen que son más éticos que sus competidores, colegas, y amigos. Por ejemplo, un estudio reciente en que sondeaban a trabajadores en el sector empresarial mostró que 50% de los encuestados creen que estaban entre el 10% de las personas más éticas.

Debido al sesgo de exceso de confianza la gente suele tomar temas éticos a la ligera. Suelen asumir que tienen carácter fuerte y alta voluntad, y por lo tanto, hacen lo correcto cuando enfrentan retos éticos. De hecho, varios estudios muestras que el sesgo de exceso de confianza causa que la gente calcule erróneamente cuánto y cuán seguido donaran dinero o tiempo a causas caritativas.

De hecho, el sesgo de exceso de confianza en nuestro propio carácter moral puede causar que actuemos sin reflexión y esto es cuando es más probable que actuemos antiéticamente.