Fraude académico en la Universidad UNC

La Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill matriculó a atletas estudiantiles con bajo rendimiento académico en clases inventadas para que pudiesen participar en los partidos. Poco después estas clases inventadas permitieron que ocurriera el fraude académico generalizado.

Caso de estudio

En el verano de 2007 un jugador de futbol americano universitario de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (UNC por sus siglas en inglés) tomó un curso de nivel 400 en el Departamento de Estudios Afroamericanos (AFAM por sus siglas en inglés) y recibió una nota de B+. El atleta estudiantil estaba a punto comenzar su primer año en UNC en el otoño de ese mismo año – pero aun así pudo tomar un curso de nivel superior antes de acabar con los cursos introductorios de nivel 100 y 200. El programa del curso no existía. A la mayoría de los estudiantes principiantes en UNC no se les permite matricularse en curso de nivel 400 sin el permiso explícito de un profesor o la colocación avanzada como resultado del desempeño en una prueba evaluativa.

Estos hechos, entre otros, formaron parte de la evidencia presentada en las alegaciones de fraude académico levantadas en contra de UNC en un informe de la Asociación Nacional Atlética Universitaria (NCAA por sus siglas en inglés) en el año 2015. El informe hace referencia a cursados que “quedaron sin calificar” repetidamente a lo largo de 18 años. Durante esta época, varios atletas estudiantiles del programa atlético de UNC estaban matriculados en curso fraudulentos, supuestamente en el AFAM, y a menudo fueron otorgados ventajas particulares con respecto a la calificación, matrícula, y otros asuntos relacionados. Según el informe, “Eran cursos que no requerían ninguna interacción con el profesor o la profesora, ni la asistencia, ni cualquier tipo de tareas de curso salvo un solo ensayo, y que siempre resultaban en notas altas.”

Julius Nyang’oro, catedrático del AFAM, era el encargado de la supervisión del cursado, Deborah Crowder, secretaria del departamento, se encargaba de administrar los cursos “administrados en hoja de papel” que solía clasificar como ‘estudios independientes supervisados’. Varios consejeros académicos de el Programa para Atletas Estudiantiles de la Oficina de Apoyo Académico de UNC también sabían de estos cursos, y en algunos casos, aconsejaron a algunos atletas estudiantiles a que los tomaran. El propósito de este curso era permitir que los atletas estudiantiles pudieran participar en el programa atlético, el cual requiere un cierto nivel de desempeño académico. Además de los atletas estudiantiles, algunos estudiantes no atletas como los miembros de las hermandades universitarias (‘fraternities’) también se habían matriculado en estos cursos fraudulentos.

Muchos empleados de UNC que estaban involucrados en la conspiración fueron identificados por Mary Willingham, una especialista en el aprendizaje de la universidad quien reveló al público los detalles del complot. “Participaba en algo que llegó a avergonzarme.” Dijo que “no servíamos adecuadamente a los jóvenes. No les estábamos educando como se debería. Los estábamos pasando por el proceso lo más rápido posible para que llegasen a la graduación lo más pronto posible, y eso no es lo mismo que darles una educación.”

La preocupación con dar a los atletas estudiantiles una educación recuerda al problema general de cómo mantener un equilibrio entre un programa de estudios riguroso y un programa atlético exitoso en las mayores universidades. Richard Southall, Director del Instituto de Investigación de los Deportes de la Universidad de Carolina del Sur publicó un informe que decía, “nos mentimos cuando no decimos que sea posible reclutar a un graduado del secundario con el mínimo de desempeño académico, darles el equivalente de cargo laboral de un trabajo de jornada completa como basquetbolista o futbolista, y a la vez esperar que de alguna manera obtengan habilidades en lectura y escritura de nivel universitarias mientras que están matriculados en tres cursos.” Añadió, “Deshagámonos de ingenuidades.”

La Asociación de Universidades y Escuelas de los estados del SUR, una organización responsable de la acreditación académica impuso sanciones sobre UNC durante un año hasta junio de 2016. UNC emprendió reformas para cumplir con las normas de gobernanza y responsabilidad de la educación superior con respecto a la gestión de los programas atléticos universitarios y la auditoría de los cursos. En 2017 la NCAA concluyó la investigación. Aunque declararon que UNC era culpable de fraude académico, nunca castigó a la universidad ni a su programa atlético. El Comité de Infracciones de la NCAA insistió que no tenía el poder de imponer sanciones contra la universidad porque la matrícula de los cursos “administrados en hoja de papel” no estaban disponibles exclusivamente a los atletas, sino a cualquier estudiante de UNC.

Video relacionado

Perspicacia ética

El escándalo de fraude académico de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill se trataba de falsificar la matrícula en cursos que realmente no existían. La gran mayoría de los estudiantes matriculados en estos cursos eran atletas universitarios. Este complot probablemente empezó con un par de cursos fraudulentos ofrecidos a atletas universitarios particulares para mantener el promedio general en las notas para cumplir con los requerimientos de desempeño académico para poder participar en las competiciones deportivas. Pero este estado de excepción se convirtió en la norma, poco a poco, gradualmente. Es el incrementalismo en acción. Varias otras actividades académicas ilícitas parecen haber salido de este complot, y el número de profesores, funcionarios y estudiantes involucrados gradualmente fue aumentándose hasta el punto de ser un fraude académico bastante extendido.

Preguntas para la discusión

1. ¿Cómo es relevante el incrementalismo para el caso de fraude académico de UNC? Explica.

2. El profesorado, los funcionarios y los estudiantes estaban todos involucrados en el fraude académico en UNC. ¿Qué motivación tuvo el profesorado y los funcionarios universitarios al aconsejar a los atletas universitarios que tomara los cursos “administrados en hoja de papel”? ¿Por qué hubieran tomado estos cursos los estudiantes? ¿Cómo podría llegar a ser una ‘pendiente resbaladiza’ hacer excepciones para un par de atletas estudiantiles, hasta llegar a ser un fraude académico generalizado?

3. Una vez que UNC creó un curso “administrado en hoja de papel” para uno o dos atletas estudiantiles, ¿volvería complicado decirle ‘no’ a otros atletas estudiantiles que desean tomar un curso parecido dado que sufren de las mismas debilidades? Explica su razonamiento.

4. Ya que UNC creó un curso “administrado en hoja de papel” para uno o dos atletas estudiantiles, ¿volvería complicado decirle ‘no’ a los estudiantes no atletas que desean tomar un curso parecido?

5. Imagina que antes de poner en marcha este complot, un entrenador le había dicho a Nyan’oro y Crodwer: “Me gustaría que crearan un sistema de cientos de cursos fraudulentos tanto para los atletas estudiantiles como para los estudiantes no atletas”. ¿Crees que lo hubiera hecho? Explica.

6. Richard Southall discutió las expectativas ingenuas que tenemos de los atletas estudiantiles, que sea posible “cumplir con los requerimientos académicos al mismo tiempo trabajar de jornada completa como futbolista o basquetbolista”. ¿Estás de acuerdo? ¿Por qué o por qué no?

7. ¿Qué responsabilidades tienen las universidades en cuanto a los atletas estudiantiles en términos del equilibrio entre el desempeño académico y el éxito atlético? Explica lo que piensas del asunto. ¿Cómo podrían las universidades promocionar el éxito en la educación y en los deportes?

8. ¿Alguna vez te diste cuenta de un fraude que ocurría en una organización en que trabajabas? ¿Qué aconteció y cómo respondió la organización?

9. La mayoría de las veces el fraude bursátil comienza como un asunto no muy significativo, y de ahí va creciendo e incrementándose a lo largo del tiempo. ¿Podrías comparar esto con el caso de fraude académico de UNC?

10. El contador Scott London de la firma KPMG describió un caso de corrupción en el uso de información privilegiada en que estuvo involucrado junto con un amigo: “Ya tan pronto como comenzó estaba funcionando, y así se nos hizo más fácil. Ya que vi que no había consecuencia, iba perdiéndome los valores.” ¿Piensas que esto también fue el caso con UNC? Explica.

11. Al describir su trabajo, un verdugo de una prisión estatal describió su empleo como la “insensibilización a través de la repetición y la habitualización.” “no importa cual sea el oficio, vuelve más fácil hacerlo a lo largo del tiempo.” ¿Crees que fuera esto el caso con los funcionarios de UNC? Discuta el tema.

Bibliografía

UNC scandal: Allegations, responses and a timeline on what’s to come
https://www.cbssports.com/college-basketball/news/unc-scandal-allegations-responses-and-a-timeline-on-whats-to-come/

CNN analysis: Some college athletes play like adults, read like 5th-graders
http://www.cnn.com/2014/01/07/us/ncaa-athletes-reading-scores/index.html

In Fake Classes Scandal, UNC Fails Its Athletes—and Whistle-Blower
https://www.bloomberg.com/news/articles/2014-02-27/in-fake-classes-scandal-unc-fails-its-athletes-whistle-blower

UNC report finds 18 years of academic fraud to keep athletes playing
http://www.cnn.com/2014/10/22/us/unc-report-academic-fraud/index.html

The Price of Eligibility at U.N.C.
https://www.newyorker.com/news/daily-comment/north-carolina-academic-scandal

Austin’s UNC transcript raises questions
http://www.newsobserver.com/news/local/education/unc-scandal/article10349711.html

NCAA charges UNC with lack of institutional control, extra benefits
https://www.cbssports.com/college-basketball/news/ncaa-charges-unc-with-lack-of-institutional-control-extra-benefits/

N.C.A.A.: North Carolina Will Not Be Punished for Academic Scandal
https://www.nytimes.com/2017/10/13/sports/unc-north-carolina-ncaa.html

Moral Disengagement: How People Do Harm and Live with Themselves
https://www.worldcat.org/title/moral-disengagement-how-people-do-harm-and-live-with-themselves/oclc/1028667936

Why They Do It: Inside the Mind of the White-Collar Criminal
https://www.worldcat.org/title/why-they-do-it-inside-the-mind-of-the-white-collar-criminal/oclc/945231947

Shares