Siendo tu Mejor Yo, Parte 2: Toma de Decisiones Morales

El concepto de la toma de decisiones morales describe la habilidad de producir una respuesta razonable y defendible a cualquier pregunta ética.

Preguntas de discusión

1. La profesora Marianne Jennings explicó al inicio de la era de los escándalos Enron: “Nadie dentro del campo [de la ética] voltea a ver a Jack Grubman [el ex analista de stock de la industria de telecomunicaciones plagada de escándalos]…, o las estructuras de honorarios, los sistemas de compensaciones o los conflictos [de interés] y demás detalles, ‘Estas eran cuestiones éticas muy matizadas. Yo nunca lo hubiera visto venir.’” ¿Estás de acuerdo o en desacuerdo con que la mayoría de los delincuentes de cuello blanco de los casos que leemos en los periódicos y vemos en la televisión, deberían haber sabido que lo que hacían estaba mal?

2. ¿Por qué los miembros respetados de la comunidad que han tenido mucho éxito en los negocios, deciden participar en tratos encubiertos, pagan sobornos para hacer negocios y maquillan los números de las ganancias?

3. ¿Por qué la mayoría de la gente puede ver fácilmente cómo los conflictos de interés afectan a las decisiones de otras personas, y muchos de ellos confían en que ellos mismos seguirán siendo objetivos, incluso en la presencia de este tipo de conflictos?

4. Este video habla acerca de cómo el sesgo de auto-servicio impide que las personas que enfrentan una decisión ética, tomen la decisión correcta cuando sus intereses están involucrados. ¿Qué otros factores que se presentan en los videos de Ethics Unwrapped pueden hacer que sea difícil para una persona con buenas intenciones hacer la elección correcta?

5. Cuando haces uso de los procesos cognitivos en tu cerebro para tratar de resolver los dilemas éticos, ¿eres un deontólogo que se centra más en las reglas, o un consecuencialista que se centra más en los resultados? ¿O eres ambos? ¿Cómo decides qué enfoque es el mejor en algún contexto en particular?

6. Tilly es patóloga. Una noche estaba sola en el laboratorio realizando una autopsia. Ella estaba muy hambrienta, pero quería terminar su trabajo antes de salir por la noche. Se da cuenta de que quedaron unas tiras de carne de una autopsia anterior. Ella cocinó la carne en un mechero de Bunsen y se la comió, y luego terminó su trabajo. ¿Acaso Tilly actuó inmoralmente? ¿Por qué sí o por qué no?

7. ¿Es correcto pagar un soborno para inducir a una entidad del gobierno a aprobar un programa que beneficiara a las personas? ¿Cómo decidirías? ¿Cómo te asegurarías de que tu interés proprio no esta indebidamente afectando tu decisión?

Casos de estudio

Ondear la bandera de los Estados Confederados

En el 9 de Julio del 2015, la gobernadora de Carolina del Sur Nikki Haley firmó un proyecto de ley que exige la retirada de la bandera confederada de las instalaciones del Capitolio de este estado. La bandera y el masto donde ondeaba fueron retirados el día siguiente. Días antes de retirar la bandera, surgió un intenso debate sobre lo que implicaría quitarla. Discusiones similares surgieron en otras localidades de los Estados Unidos donde la bandera confederada y otros símbolos de la Confederación siguen exhibiéndose, desde instalaciones gubernamentales y universitarias a sedes de NASCAR y series populares de televisión.

Antes de que se retirara oficialmente la bandera del Capitolio estatal de Carolina del Sur, la policía arrestó a la activista Brittany Newsome por escalar el masto y quitar la bandera ella misma. La activista explicó su acto de desobediencia diciendo, “porque era lo correcto y era tiempo de que alguien hiciera algo al respecto. Se debe hacer lo correcto. Tenemos que enterrar el odio; ya ha pasado demasiado tiempo.” La Representante de Carolina del Sur, Jenny Anderson Horne, descendiente del ex-presidente de la Confederación Jefferson Davis, argumentó que la bandera de la confederación no debería ondear más en el Capitolio estatal. Regañó a sus colegas en un discurso emocional diciendo, “No puedo creer que no tenemos el corazón en esta cuerpo gubernamental para hacer algo importante – como retirar un símbolo de odio de estas instalaciones el viernes.”

Por otra parte, simpatizantes de la Confederación contienden que la bandera es un símbolo de orgullo histórico, no de odio. Ellos mantienen que estos esfuerzos para retirar la bandera son reacciones erróneas causadas por las fotos de Dylann Roof posando con una bandera confederada. Recientemente Roof fue juzgado por el asesinato con motivos racistas de nueve personas Afroamericanas en una iglesia de Charleston. El senador estatal de Carolina del Sur Lee Bright dijo que símbolos han sido usados erróneamente a través de la historia. Bright dijo, por ejemplo, que el Ku Klux Klan abusó del símbolo de la cruz pero que no han habido propuestas para deshacerse de todas la cruces. Similarmente, Kenneth Thrasher, el teniente comandante de los Hijos de los Veteranos Confederados, les urgió a los legisladores no actuar de manera apresurada ya que, “La bandera no mató a nadie. Fue un joven desquiciado quien lo hizo.”

Preguntas de discusión

1. ¿Crees que ondear la bandera Confederada es éticamente permisible? ¿Por qué o por qué no?

2. ¿Se podría decir que exhibir una bandera Confederada es similar o diferente a exhibir otros tipos de banderas? ¿Una bandera tribal? ¿Una bandera nacional? ¿Una bandera corporativa? ¿Una bandera deportiva? ¿Una bandera de arcoíris?

3. ¿Crees que los comerciantes deben ceder a la presión social y descontinuar la venta de objetos controversiales, aunque estos no sean ilegales, como pistolas de juguete, abrigos de piel, u ornamentos de cabeza de pueblos Nativos Americanos?

4. ¿Es posible tomar una decisión objetiva en el caso de la bandera Confederada? ¿Cómo podrías llegar a una conclusión que es igualmente razonable y defendible?

5. ¿Puedes pensar en un ejemplo de otra situación en donde hay dos puntos de vista que están tan fuertemente opuestos? ¿Cómo se resolvió esa situación? ¿Crees que se tomó a una decisión ética? ¿Por qué o por qué no?

Bibliografía

Descendientes de la confederación hacen declaraciones fuertes después del debate sobre la bandera en Carolina del Sur
http://www.npr.org/sections/thetwo-way/2015/07/09/421451676/watch-confederates-descendants-scathing-address-in-s-c-flag-debate

Arrestan a activista por quitar la bandera de la confederación en sede gubernamental en Carolina del Sur
http://newyork.cbslocal.com/2015/06/27/activist-removed-confederate-flag-at-south-carolina/

Partidarios de la bandera reaccionan con una mezcla de compromiso, precaución y desobediencia
http://www.nytimes.com/2015/06/24/us/politics/supporters-of-confederate-battle-flag-watch-as-symbol-is-stripped-from-public-eye.html

Bright luchará en contra de “eliminación estalinista” de la bandera de la confederación
http://www.goupstate.com/article/20150622/ARTICLES/150629916

Un guía moral a la toma de decisiones
http://www.ethicsweb.ca/guide/

La toma de decisiones ética y el comportamiento moral
http://www.uri.edu/research/lrc/scholl/webnotes/Ethics.htm

Pensar éticamente: Un marco para la toma de decisiones morales
http://www.scu.edu/ethics/publications/iie/v7n1/thinking.html

Ética, teoría y práctica
http://www.worldcat.org/title/ethics-theory-and-practice/oclc/10998696

Retractando estudios de investigación: El caso de Chandok contra Klessig

En el 2003, un equipo de investigación del conocido laboratorio del Instituto Boyce Thompson (BTI) para los estudios de plantas en Ithaca, New York publicó un artículo en la prestigiosa revista académica Cell. Se consideró una publicación pionera ya que contestaba preguntas importantes de la biología de células vegetales. El primer autor de la publicación fue el investigador de posgrado, Meena Chandok, quien trabajaba bajo la supervisión de Daniel Klessig, en ese entonces presidente de BTI.

Después de que Chandok se fue de BTI para empezar otro trabajo, otros investigadores en el laboratorio no lograban replicar los resultados publicados en Cell, siguiendo los mismos métodos usados en el artículo. Klessig, al sospechar mala conducta científica, le pidió a Chandok volver al laboratorio y repetir sus experimentos para confirmar la autenticad de sus resultados, pero ella se negó. Una investigación institucional del experimento concluyó que “no hay evidencian suficiente de que la Dra. Chandok logró los resultados que se reportaron,” pero que tampoco “había suficiente evidencia” de mala conducta o de que Chandok había fabricado los resultados. Klessig y los otros autores retractaron el artículo sin el consentimiento de Chandok. Después Chandok demandó a Klessig por difamación, declarando que la retracción había causado suficiente daño a su carrera y reputación dentro de la comunidad científica.

Durante los próximos años en la corte, el caso llamó la atención a múltiples problemas relacionados a la investigación científica y publicación de resultados. John Travis, editor de la revista Science, escribió sobre la consistencia del caso con “la política del instituto nacional de saludo de que los investigadores deben reportar dudas sobre posible mala conducta.” John Dahlberg, director de la oficina de integridad investigativa, División de Descuido en la Investigación, cree que el caso puede motivar a los que tienen miedo a ser demandado por difamación a presentar su caso. El escritor de Science Eugenie Reich describe a Klessig como un “soplón” mientras que la filósofa Janet Stemwedel se enfocó en preguntas sobre la responsabilidad colectiva de los co-autores y Klessig en cuanto al control de calidad en el proceso de investigación. Ella preguntó, “Si se comparte el crédito, ¿por qué no la culpabilidad?”

En el 2011, la corte de apelación del segundo circuito en Nueva York rechazó el caso. Concluyó que las declaraciones de Klessig estaban legalmente protegidas porque “tenían que ver con las obligaciones legales o morales que tenía” de notificar a la revista que su laboratorio no podía replicar los resultados que habían publicado y se hicieron entre “personas que [tenían] un interés en común.” La corte encontró que no había prueba de malicia contra de Chandok y que la investigación y las peticiones de que Chandok replicara su trabajo abrió dudas de mala conducta científica.

Preguntas de discusión

1. ¿Crees que la retracción dañó la habilidad de que Chandok tuviera una carrera científica? ¿Crees que Klessig hubiera retractado el artículo publicado en Cell sin tener suficiente evidencia de que Chandok había fabricado los resultados? Explica.

2. ¿Crees que Chandok tenía la obligación moral de volver al laboratorio como se lo pidió Klessig y replicar los resultados? ¿Por qué o por qué no?

3. Si el artículo se hubiera publicado en una publicación menos prestigiosa y los resultados hubieran sido menos impactantes, ¿crees que esto hubiera alterado la decisión de retractar la publicación? Explica.

4. La decisión de Klessig de retractar el artículo se basó en el hecho de que su laboratorio no pudo replicar los resultados de Chandok, y no específicamente en la credibilidad de su carácter. ¿Crees que Chandok estaba éticamente justificada en demandar por difamación? ¿Por qué o por qué no?

5. Hubieron cuatro autores en la publicación de Cell, incluyendo a Klessig y Chandok. Si otro autor además de Chandok también se hubiera opuesto a la decisión de retractar el artículo, ¿crees que esto hubiera cambiado la decisión de Klessig de proceder con la retracción? ¿Por qué o por qué no?

6. En un proyecto de investigación colaborativo que involucra a varios autores e investigadores, ¿cómo se pude compartir la responsabilidad ética e idealmente? ¿cómo manejarías la colaboración en este instante?

7. Si Klessig no tenía razón para dudar de las habilidades y honestidad de Chandok, ¿crees que Klessig tendría la obligación moral de escribir cartas de recomendación explicando que su retracción no reflejaba el potencial de Chandok de poder llevar a cabo investigaciones y ser una parte importante de cualquier laboratorio o instituto al que se incorporara? ¿Por qué o por qué no?

Bibliografía

Declaración de la política de las becas del [lee “Research Misconduct” en sección 4.1.27, página IIA-40]
http://grants.nih.gov/grants/policy/nihgps/nihgps.pdf

Científico gana pelea legal después de satisfacer “obligación moral” de hacer una declaración
http://www.sciencemag.org/news/2011/01/scientist-wins-legal-skirmish-after-fulfilling-moral-obligation-speak-out

Chandok contra Klessig (2011)
http://caselaw.findlaw.com/us-2nd-circuit/1552258.html

NO-No haremos más enzimas: Cell, PNAS Artículo retractado
http://science.sciencemag.org/content/306/5698/960.1.full

La ley de libre expresión en los EU ofrece protección—pero cuesta
http://www.nature.com/news/2011/110314/full/471276a.html

La presentación de pruebas en el ámbito legal y científico, y el discurso científico como controversia pública: algunas reflexiones sobre el caso de Chandok contra Klessig.
http://scienceblogs.com/ethicsandscience/2009/09/16/legal-and-scientific-burdens-o/

La retracción provoca demanda
http://www.the-scientist.com/?articles.view/articleNo/23468/title/Retraction-sparks-lawsuit/

La corte extendió inmunidad al soplón (página 2)
https://ori.hhs.gov/images/ddblock/vol19_no2.pdf

Notas de enseñanza

Este video introduce el concepto del la ética del comportamiento conocido como la toma de decisiones morales. La toma de decisiones morales es la habilidad de producir una respuesta razonable y defendible para cualquier pregunta ética.

La toma de decisiones morales es un tema tan amplio que es difícil capturar en un solo video. Muchos maestros de ética, por buena razón, pasan mucho de su tiempo contrastando enfoques deontológicos (basados en reglas) para resolver problemas éticos a enfoques consecuencialistas. El entendimiento de estos enfoques es critico, pero también es importante entender que muchas decisiones éticas son tomadas instintivamente antes de que el proceso cognitivo de nuestro cerebro pueda implementar estos enfoques y que las personas tienden a set deontologos en unas situaciones y consecuencialistas en otras. Con la excepción de algunos conocidos sesgos cognitivos y los efectos de las presiones sociales y organizacionales, no es claro por que las personas escogen un enfoque en un situación y otro en otra.

Este video es el segundo de un paquete de cuatro videos sobre como las personas pueden ser la mejor versión de ellos mismos. Viendo al proceso completo, es sensible concluir que la persona que desea actuar éticamente debe (1) reconocer los problemas éticos cuando se tope con ellos (vea Conciencia moral); (2) tener la habilidad de alcanzar una resolución defendible de la pregunta sobre que es hacer lo correcto en esa situación (este video, Toma de decisiones morales); (3) desear hacer lo correcto (ve Intención moral); y finalmente (4) ser capaz de actuar con esa intención (ve Acción moral). Los cuatro videos es este paquete se enfocan en los cuatro aspectos para llevar una vida moral. Como lo nota el video, estos cuatro pasos fueron originalmente propuestos por el profesor James Rest y sus colegas, aunque han sido adaptados un poco en estos cuatro videos.

Para aprender sobre un conceptos de ética del comportamiento relacionado que es uno de los mas prominentes sesgos cognitivos afectando la moralidad de nuestra toma de decisiones, mira el video de Sesgo del auto-servicio.

Los casos de estudio en esta pagina exploran las dificultades y lo que esta en juego al tomar decisiones morales. En el caso “Retractando estudios de investigación: El caso de Chandok contra Klessig,” un investigador toma la difícil decisión de retirar un artículo publicado después de que los resultados de la investigación original no pueden ser reproducidos. El caso “Ondear la bandera de los Estados Confederados” examina un debate acalorado sobre si la bandera confederada debe ser removida o no de los terrenos de la casa estatal de Carolina del Sur. Para un caso de estudio sobre las dificultades de tomar una decisión moral al estar a cargo de un paciente legalmente considerado como incompetente, vea “Autonomía del paciente & Consentimiento informado.»

Términos definidos en nuestro glosario de ética relacionados a este video y casos de estudio incluyen: conflicto de interés, consecuencialismo, deontología, absolutismo moral, cognición moral, imaginación moral y el sesgo del auto-servicio.

La ética del comportamiento toma de los campos de la psicología del comportamiento, ciencia cognitiva, biología evolucionaria y otras disciplinas relacionadas para determinar como y por que las personas toman decisiones éticas o poco éticas. Mucha de la investigación de la ética del comportamiento se enfoca en por que las buenas personas hacen cosas malas. Muchos de los conceptos de la ética del comportamiento son cubiertos detalladamente en Concepts Unwrapped, al igual que en el video Aquí para ganar: La historia de Jack Abramoff. Cualquiera que mire estos videos tendrá una introducción solida al campo de la ética del comportamiento.

Recursos adicionales

Cathcart, Thomas. 2013. The Trolley Problem Or Would You Throw the Fat Guy Off the Bridge?. New York: Workman Publishing Company.

DeSteno, David. 2014. The Truth about Trust: How It Determines Success in Life, Love, Learning, and More. New York: Hudson Street Press.

Edmonds, David. 2014. Would You Kill the Fat Man?: The Trolley Problem and What Your Answer Tells Us about Right and Wrong. Princeton, NJ: Princeton University Press.

Greene, Joshua. 2013. Moral Tribes: Emotion, Reason, and the Gap between Us and Them. New York: Penguin Press.

Haidt, Jonathan. 2012. The Righteous Mind: Why Good People are Divided by Politics and Religion. New York: Vintage Books.

Para recursos de enseñanza sobre la ética del comportamiento, un articulo escrito por los autores Minnete Drumwright, Robert Prentice y Cara Biasucci, de Ethics Unwrapped, introduce conceptos clave en la ética del comportamiento y los aproches para la instrucción efectiva de la ética —incluyendo ejemplos de ejercicios para el aula. El articulo, publicado en el Decision Sciences Journal of Innovative Education, puede ser descargado aquí: “Behavioral Ethics and Teaching Ethical Decision Making.”

Un artículo detallado sobre la enseñanza de la ética del comportamiento con amplios recursos para la enseñanza, publicado en el Journal of Legal Studies Education, puede ser descargado aquí: “Teaching Behavioral Ethics.”

Un articulo por Robert Prentice sobre como la ética del comportamiento puede mejorar la ética de la toma de decisiones, publicado en el Notre Dame Journal of Law, Ethics & Public Policy, puede ser descargado aquí: “Behavioral Ethics: Can It Help Lawyers (And Others) Be their Best Selves?

Otro documento más antiguo, pero que sigue siendo útil, es el artículo de introducción a la enseñanza de la ética del comportamiento en: Robert A. Prentice (2004), “Teaching Ethics, Heuristics, and Biases,” Journal of Business Ethics Education, 1 (1), 57-74 que es accesible a través de Google Scholar.

Transcripción de la narración

Escrito y narrado por:

Robert Prentice, J.D.
Business, Government & Society Department 
McCombs School of Business
The University of Texas at Austin

Ser conscientes de que un problema presenta una dimensión moral, es el paso 1 en Ser tu mejor Yo. El Paso 2 es la Toma de Decisiones Morales que implica la capacidad de decidir cuál es el curso correcto de acción una vez que hemos visto la cuestión ética moral. A veces esto puede ser muy difícil, ya que diferentes opciones pueden parecer moralmente defendibles (o, tal vez, no haya opciones que parezcan moralmente aceptables). A veces las personas se enfrentan a decisiones éticas difíciles, y no debemos de criticar demasiado a quienes hayan tomado una decisión de buena fe que creían que era correcta y resultó ser equivocada. Sin embargo, la mayoría de los delitos de cuello blanco, como la sobrefacturación, la manipulación de cifras en las ganancias, el uso de información privilegiada, el pago de sobornos, ocultar ingresos a Hacienda, y la mayoría de las actividades que llevan a las personas a terminar en la nota roja de los periódicos, no presentan problemas éticos difíciles de identificar. Es evidente que están mal. El problema no es que no hayamos leído lo suficiente a Kant o a John Stuart Mill.

Más comúnmente, el problema es, que no estamos conscientes de las influencias psicológicas, organizacionales y sociales que pueden causar que no elijamos las mejores opciones éticas. Nuestra toma de decisiones éticas, a menudo es automática e instintiva. Involucra emociones, no razonamiento. Cuando pensamos que estamos razonando sobre una cuestión ética, la evidencia demuestra que por lo general, en realidad estamos simplemente racionalizando una decisión ya tomada por las partes emocionales de nuestro cerebro.

El sistema intuitivo de nuestro cerebro a menudo lo hace bien, aunque no siempre. Por lo tanto, no debemos ignorar nuestros sentimientos viscerales cuando nos dicen que estamos a punto de hacer algo malo. Pero, nuestra intuición no siempre elige el camino ético. Una razón importante por la que la parte intuitiva / emocional de nuestro cerebro se equivoca, es el sesgo del auto-servicio, que a menudo nos lleva a inconscientemente tomar decisiones que son injustificables ante la observación objetiva de terceras personas.

Como un simple ejemplo, en una encuesta del U.S. News & World Report, se le preguntó a algunas personas: “Si alguien lo demanda y usted gana el caso, ¿la otra persona debería de pagar sus gastos legales?” El ochenta y cinco por ciento de los encuestados consideró que sí sería justo. La revista preguntó a los otros: “Si usted demanda a alguien y pierde el caso, ¿debe usted pagar los costos de quien ganó?” Ahora, sólo el 44% de los encuestados estuvo de acuerdo, lo cual ilustra cómo nuestro sentido de la justicia es fácilmente influenciado por el interés propio. Si no tenemos cuidado, no nos daremos cuenta de cómo el sesgo egoísta influye en nuestras decisiones éticas. Autores como Bronson y Merryman demostraron que “[s]i eres un fanático de los Medias Rojas, cuando veas uno de sus partidos, estarás utilizando una región diferente del cerebro para juzgar si un corredor logrará anotar, a la que utilizarías si estuvieras viendo un partido entre dos equipos que no te interesan”. ¿Cómo podemos combatir el sesgo egoísta?

Existe alguna evidencia experimental de que si sabemos sobre el sesgo de auto-servicio, podemos armarnos contra él y minimizar sus efectos. Por eso, no debemos centrarnos sólo en ser objetivos, sino en hacer lo que sea necesario para asegurarnos de que a juicio de los demás, sí estemos siendo objetivos. De forma natural, vamos a juzgar nuestras propias decisiones con empatía, pero sabemos que los demás no necesariamente lo harán. Así que si hacemos lo que se necesita para lograr que otros con visión objetiva, confíen en nuestros juicios, deberemos recorrer un largo camino para impedir los efectos del sesgo de auto-servicio.

También debemos prestar especial atención al código de ética de nuestra profesión y al código de conducta ética de la empresa en la que trabajamos, ya que tales normas han sido pensadas, principalmente, para minimizar los conflictos de interés y su impacto inconsciente en nuestra toma de decisiones. El sesgo de auto-servicio está lejos de ser el único factor psicológico u organizacional que nos lleve a tomar una mala decisión ética, pero sin duda es uno muy importante!

Shares