Sesgo del autoservicio

El sesgo del autoservicio nos causa a ver las cosas de manera que sostiene nuestros mejores intereses y nuestros puntos de vista preexistentes.

Preguntas de discusión

1. ¿Alguna vez pensaste que un candidato que apoyabas ganó un debate político que viste, mientras tus amigos que apoyaban al candidato de la oposición creyeron que su candidato ganó el mismo debate? ¿Por qué pasó eso?

2. ¿Te acuerdas de las calificaciones de la secundaria? Si las escribieras todas en una lista, te darías cuenta de que te fue como a la mayoría de la gente, y de seguro recordabas que te había ido mejor de lo que ahora ves. A medida que pasa el tiempo, la memoria va siendo menos precisa y, casi siempre, en el sentido de recordar que lo hiciste mejor (y no peor) de lo que realmente lo hiciste. ¿Qué fenómeno está actuando aquí?

3. ¿Recuerdas alguna situación ética en la que hayas estado, en donde el sesgo del auto-servicio pudo haber intervenido en la forma en que pensaste o actuaste?

4. ¿Se puede pensar en formas en las que el sesgo de auto-servicio puede tener un impacto negativo en el rendimiento de una empresa? Explica:

5. ¿Cómo se puede evitar el sesgo de auto-servicio en la toma de decisiones éticas?

6. ¿Cómo puede una empresa protegerse de los posibles efectos secundarios negativos de esta tendencia egoísta, ya que afecta a la toma de decisiones de los empleados?

Casos de estudio

Un millón de piezas

En el 2003, el editor Doubleday lanzó el libro de James Frey titulado Un millón de piezas, el que fue promocionado como una memoria sobre su lucha contra el alcohol y drogadicción. En el 2005, el libro fue seleccionado como parte del club de lectura de Oprah, en parte por su historia inspiradora y verdadera sobre su habilidad de vencer una adicción. La publicidad que recibió del programa de The Oprah Winfrey Show provocó un gran aumento en ventas, y entró en las listas de los libros más leídos en las siguientes semanas.

En enero 8 del 2006, la página investigativa The Smoking Gun publicó una exposición sobre numerosas exageraciones y fabricaciones en la historia de vida de Frey, creando controversia alrededor de la veracidad del libro como una memoria de su vida. Cuando Frey se presentó en el programa The Oprah Winfrey Show en el 2005, el recalcó su honestidad: “Si yo iba a escribir un libro que fuera realmente verdadero, tenía que incluir cosas negativas de mi vida.” Al hablar de esto, mencionó otras cosas que no eran tan verídicas que salían en el libro.

Frey y su editor, Nan Talese, no pudieron refutar las alegaciones que hizo la página de The Smoking Gun. Cuando Winfrey invitó a Frey de nuevo a su programa, ella lo regañó por haber mentido, agregando que se sentía engañada y que Frey había traicionado a millones de lectores. Talese describió el regaño de Winfrey como “malo y egoísta” mientras que los críticos de Frey lo tacharon de oportunista.

Frey defendió su derecho como escritor de influirse de sus propias memorias, y no solo basarse en hechos documentados: “Quería que las historias del libro fluyeran, que tuvieran picos dramáticos, que tuvieran la tensión que todas las historias necesitan.” Escritores y críticos literarios están de acuerdo con este sentimiento, agregando que memorias y autobiografías no son géneros idénticos. Cuando le han preguntado sobre esta controversia, el escritor Joyce Carol Oates notó, “la tradición de las memorias personales siempre han sido seriamente ‘ficcionalizadas’— influidas por las verdades emocionales de los individuos … Esto es un tema ético …con argumentos convincentes en ambos lados. Al final, [Winfrey] defendió sus estándares éticos en su programa de televisión, lo cual fue muy poderoso; y [Talese] tuvo que defender sus estándares como editor con mucho reconocimiento, lo cual fue muy valiente también.”

Preguntas de discusión

1. ¿Crees que prejuicio interesado influyó el caso de James Frey? ¿En el caso de Oprah Winfrey? ¿Crees que una postura es más ética que la otra? ¿Por qué o por qué no?

2. ¿Crees que los autores deben de respetar la veracidad sólo cuando se trata de escribir memorias? ¿Por qué o por qué no? ¿Crees que los autores tienen el deber de ser honestos con sus lectores? Explica.

3. La crítica cultural Laura Kipnis escribe, “Si Frey, un escritor emergente, tuvo que usar la estructura de una narrativa autobiográfica para poder escribir su historia, sus lectores también se comprometieron al creer en la totalidad de su narración, dado su afán de leer una historia de recuperación que no se dieron cuenta de las inconsistencias.” ¿Estás de acuerdo con esta declaración? ¿Por qué o por qué no?

4. ¿Conoces a gente que cuando recuerda eventos del pasado los pinta con una luz muy positiva? ¿Tú también haces esto? Explica con ejemplos.

5. ¿Puedes pensar en otros ejemplos en la política, mundo empresarial, o en tu vida cotidiana que muestran el impacto de prejuicios interesados? Explica con ejemplos.

Bibliografía

El hombre que reinterpretó su vida
https://www.theguardian.com/books/2006/sep/15/usa.world

Puntos ciegos: Por qué fracasamos al tratar de hacer lo correcto y qué podemos hacer al respecto
http://www.worldcat.org/title/blind-spots-why-we-fail-to-do-whats-right-and-what-to-do-about-it/oclc/679940661

Desviaciones: Por qué nuestras decisiones se desvían y cómo podemos lograr lo que nos planteamos
http://www.worldcat.org/title/sidetracked-why-our-decisions-get-derailed-and-how-we-can-stick-to-the-plan/oclc/807028907

Como convertirse en un escándalo: Aventuras en el mal comportamiento
http://www.worldcat.org/title/how-to-become-a-scandal-adventures-in-bad-behavior/oclc/540643949

Recogiendo las piezas: Cómo James Frey fracasó en rehabilitación, y por qué su falta de honestidad es importante
http://www.slate.com/articles/arts/culturebox/2006/01/picking_up_the_pieces.html

Lo que le espera a James Frey
http://www.vanityfair.com/culture/2008/06/frey200806

Cómo la gran Oprah combatió la falta de honestidad
http://www.nytimes.com/2006/01/30/business/media/30carr.html

Oprah contra James Frey: La secuela
http://content.time.com/time/arts/article/0,8599,1648140,00.html

Notas de enseñanza

Este video introduce un sesgo de la ética del comportamiento conocido como el auto-servicio. El sesgo del auto-servicio nos causa ver cosas de manera que apoya nuestros mejores intereses y nuestros puntos de vista pre-existentes. El sesgo del auto-servicio puede afectar nuestro juicio y decisiones de numerosas maneras. Por ejemplo, la manera en que juzgamos las acciones de otros puede que no considere los factores situacionales que afectaron esas acciones. O, podemos “enmarcar” un punto de vista político de manera que encaje con nuestras propias opiniones o punto de vista.

Para aprender mas sobre conceptos de la ética del comportamiento relacionados, mire Error de atribución fundamental y Marco de referencia ético. Para un vistazo mas cercano a como el sesgo del auto-servicio afectó al ex cabildero Jack Abramoff, mire Aquí para ganar: Jack & Sesgo del auto-servicio.

El caso de estudio en esta página, “Un millón de piezas,” explora el rol del sesgo del auto-servicio en la controversia causada por el libro autobiográfico de james Frey después de que se reveló que contiene numerosas falsedades. Para un caso de estudio que ilustra el sesgo del auto-servicio en la opinión del conductor de radio Rush Limbaugh sobre el abuso de drogas en los Estado Unidos, lea “Limbaugh y su adicción a las drogas.”

Términos definidos en nuestro glosario de ética relacionados a este video y casos de estudio incluyen: marco de referencia ético, error de atribución fundamental y sesgo del auto-servicio.

La ética del comportamiento toma de los campos de la psicología del comportamiento, ciencia cognitiva, biología evolucionaria y otras disciplinas relacionadas para determinar como y por que las personas toman decisiones éticas o poco éticas. Mucha de la investigación de la ética del comportamiento se enfoca en por que las buenas personas hacen cosas malas. Muchos de los conceptos de la ética del comportamiento son cubiertos detalladamente en Concepts Unwrapped, al igual que en el video Aquí para ganar: La historia de Jack Abramoff. Cualquiera que mire estos videos tendrá una introducción solida al campo de la ética del comportamiento.

Recursos adicionales

Hastork, Albert H., and Hadley Cantril. 1954. “They Saw a Game: A Case Study.” Journal of Abnormal and Social Psychology 49 (1): 129-134.

Koehler, Jonathan J. 1993. “The Influence of Prior Beliefs on Scientific Judgments of Evidence.” Organizational Behavior and Human Decision Processes 56 (1): 28-55.

Pronin, Emily, and Kathleen Schmidt. 2013. “Claims and Denials of Bias and Their Implications for Policy.” In The Behavioral Foundations of Public Policy, edited by Eldar Shafir, 195-216. Princeton, NJ: Princeton University Press.

Para recursos de enseñanza sobre la ética del comportamiento, un articulo escrito por los autores Minnete Drumwright, Robert Prentice y Cara Biasucci, de Ethics Unwrapped, introduce conceptos clave en la ética del comportamiento y los aproches para la instrucción efectiva de la ética —incluyendo ejemplos de ejercicios para el aula. El articulo, publicado en el Decision Sciences Journal of Innovative Education, puede ser descargado aquí: “Behavioral Ethics and Teaching Ethical Decision Making.”

Un artículo detallado sobre la enseñanza de la ética del comportamiento con amplios recursos para la enseñanza, publicado en el Journal of Legal Studies Education, puede ser descargado aquí: “Teaching Behavioral Ethics.”

Un articulo por Robert Prentice sobre como la ética del comportamiento puede mejorar la ética de la toma de decisiones, publicado en el Notre Dame Journal of Law, Ethics & Public Policy, puede ser descargado aquí: “Behavioral Ethics: Can It Help Lawyers (And Others) Be their Best Selves?

Otro documento más antiguo, pero que sigue siendo útil, es el artículo de introducción a la enseñanza de la ética del comportamiento en: Robert A. Prentice (2004), “Teaching Ethics, Heuristics, and Biases,” Journal of Business Ethics Education, 1 (1), 57-74 que es accesible a través de Google Scholar.

Transcripción de la narración

Escrito y narrado por:

Robert Prentice, J.D.
Business, Government & Society Department 
McCombs School of Business
The University of Texas at Austin

Las presiones psicológicas – especialmente aquéllas de las que no estamos conscientes – a menudo hacen que sea difícil para nosotros ser tan buenos como nos gustaría ser. Una de las más significativas, es el sesgo del auto-servicio – es decir, la tendencia que tenemos a reunir información, procesar la información, e incluso recordar la información de tal manera que logremos avanzar en nuestros intereses egoístas y apoyemos nuestros puntos de vista pre -existentes. Debido a este sesgo, incluso cuando las personas hacen todo lo posible por ser justas e imparciales, sus juicios son inevitablemente sombreados por su propio interés, a menudo en formas que parecen indefendibles para otros.

Los centros de placer en el cerebro, se iluminan cuando se nos dice que nuestras creencias son correctas o que la conclusión que atiende a nuestro interés es exacta. Por lo tanto, no es de extrañar que las personas con ideas políticas conservadoras son más propensas a ver Fox News, mientras que los liberales son más propensos a ver NBC.

No sólo el sesgo del auto-servicio afecta a la información que buscamos, sino que también afecta la forma en que procesamos la información. Por eso, los partidarios de los candidatos políticos que compiten por un cargo, que ven el mismo debate, cada uno tiende a concluir que «su candidato», ganó.

Este sesgo egoísta, incluso afecta la forma en que recordamos la información. Los estudios demuestran que somos más propensos a recordar la evidencia que apoya nuestro punto de vista, que la evidencia que se le opone.

Debido al sesgo de auto-servicio, los estudios demuestran que cuando los científicos revisan los artículos de investigación, tenderán a afirmar que los que apoyan su punto de vista preexistente, son de mayor calidad que los que se oponen a su punto de vista.

En el 2000, un funcionario de la industria contable, declaró ante la SEC, diciendo: «Somos profesionales que siguen su código de ética y llevamos a cabo la práctica, bajo los más altos estándares morales. Nunca nos veremos influenciados por nuestro bienestar financiero personal». Este testimonio refleja una ignorancia vergonzosa del impacto del propio interés en la toma de decisiones de todos los seres humanos. Inevitablemente, nuestro propio interés, nubla nuestros juicios éticos, incluso en las personas más bien intencionadas.

Cuanto más subjetivo es el juicio, menos ciertos los hechos; y mientras más haya en juego, es probable que el sesgo más influyente sea, el del auto-servicio. ¡No cometas el mismo error! Protégete contra este sesgo egoísta!

Shares